Invirtiendo en un nuevo sistema ERP

Se necesita una inversión para cambiar el negocio. En términos de procesos de trabajo más eficientes y de herramientas adecuadas para operaciones más eficientes - no solamente en dinero pero también en procedimientos renovados y nuevos métodos de colaboración.  

Los beneficios que aportan un nuevo sistema administrativo informático tienen un precio - naturalmente. Un sistema único desarrollado especialmente para esta industria, no hace que el precio sea menor, pero el beneficio económico es mayor. 

Por qué queremos un sistema ERP nuevo?

Tienes que estar seguro de lo quieres alcanzar cuando uno invierte en un nuevo sistema informático - sea la primera inversión tecnológica de la compañía o sea para reemplazar un sistema existente. Gestionando los criterios de éxito, puede uno medir si la inversión ha sido rentable. Tendrás un sistema de comparación y unos indicadores que te podrán ayudar a considerar los objetivos que quieres alcanzar con la inversión.  

Ejemplos de criterios de éxito: 

  • Simplificar los procesos de trabajo
  • Aumentar el nivel de facturación
  • Aumentar el control de existencias en los almacenes, transacciones y accesorios
  • Asegurar un sistema de seguimiento para la administración 
  • Herramientas más modernas 
  • Posibilidad de crear espacios de trabajo desde el domicilio
  • Aumentar la integración hacia proveedores / servicios financieros / etc

Es importante formular estos criterios de éxito de una manera concreta y operacional para que sea fácil medir los resultados alcanzados.  

Que procedimientos necesitamos definir?

Motivación

Es de gran importancia para el éxito del proyecto que todos los empleados involucrados sean incluidos en el proceso - si es posible desde el momento en que se tome la decisión. El que cada empleado se sienta propietario del proceso y su motivación determinaran si el proyecto tenga o no éxito. Un nuevo sistema inteligente ERP no es inteligente a menos que sea utilizado.

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.